Anuncios
Tendencia

El detrás de “Me estaciono porque voy de prisa y porque primero yo”

Fue en una conocida cafetería de la zona comercial de Fresko Vallarta en donde nos reunimos con Sergio Echeverría, administrador del grupo de Facebook “Me estaciono porque voy de prisa y porque primero yo” y titular de la cuenta de Twitter bajo el mismo nombre.

Un hombre con gran facilidad de palabra que por un gesto amable y quien se describe como “de muy pocas pulgas” inició una noble iniciativa.

¿Qué es Me estaciono por  y cómo surge?

Ha sido muy interesante. Un día fui al Superama, iba caminando y de pronto en el estacionamiento, (que por cierto, es muy pequeño y muy complicado), estaban unos viejitos; de esas parejas que van juntos de la mano, de las que cuando seas grande quieres ser como ellos; esperaban para ocupar un lugar para personas con discapacidad… y de pronto llega un cuate y ¡se mete!

Se baja el cuate, comienza a empujar su carrito, y ya en la tienda le dije: Oye, te acabas de parar en un lugar para personas con discapacidad. Me respondió: ¿y, qué te importa?.

– Me importa desde el momento en que unos adultos mayores iban a usar ese lugar y tú te les metiste a la mala.
– Pues mi mamá está en el coche, es discapacitada y usa bastón.
– Sí, pero el estacionamiento está vacío, tu mamá se quedó en el coche y esta pareja ya no pudo estacionarse.
– Pues si está vacío que se estacionen en otro lado.

Después de hacernos de palabras, le tomé fotos, hice mis compras, y salí echando chispas, enojadísimo. Cuando regresé a casa me dije “esto no puede seguir así, ¡tengo qué hacer algo!, pero, ¿qué hago?… voy a abrir una página de Facebook y vamos a ver qué pasa.

La abrí el 4 de septiembre (2015) a las 12 de la tarde; increíblemente a las 7 de la noche ya había 700 personas agregadas al grupo y al día de hoy (momentos antes de la entrevista) éramos 9,550 personas, más todos los que participan y que no se han agregado que son aproximadamente entre tres mil y cuatro mil personas más (según hemos calculado) de las que participan, comentan pero no se han sumado; en Twitter tenemos 400 seguidores, la página web hasta el momento ha recibido como 300 visitas, son poquitas pero si vamos sumando, sumando y sumando… somos bastantes.

Me entrevistó Fernanda Tapia y después de la polémica que desató la entrevista me llamó Omar Astorga, ambos de W Radio. Me han buscado de otros medios impresos, de radio por internet y por el momento estamos fraguando algunos proyectos. Estamos en trámites con los productores de Yordi Rosado para “Está cañón”, con Mariano OsorioToño Esquinca.

calcomania_me_estaciono_por

Eso habla de una necesidad de la gente por crear conciencia.

Es impresionante la falta de educación y de civismo. Tú te acercas a la gente que se estaciona en estos lugares y contesta ¿qué te importa? es que voy rápido… es que no me tardo, miles de justificaciones y tal vez no te tardas, pero en esos cinco minutos puede llegar alguien que sí lo necesita.

A nuestro grupo se ha unido gente maravillosa y valiosísima como Paola Gómez Urquiza, una niña que tuvo cáncer hace dos años, un linfoma durísimo. Le dieron dos meses de vida, pasó nueve meses internada en el hospital inmóvil, paralítica, el cáncer le comió toda la cadera, la pierna se le acortó más de 2 centímetros; ahora la distancia máxima que puede caminar son veinte metros, para todo se mueve en silla de ruedas o en andadera, y es una niña hermosa, jovencita, llena de vida, llena de alegría.

Recuerdo una anécdota que de hecho Paola me contó: un día esperando estacionarse en un lugar para discapacitados, se acerca a la escolta de un niño rico de Zona Esmeralda que cuidaba un Corvette y le dice “soy discapacitada, quita tu carro de escolta porque me voy a estacionar”, le sacaron la pistola y le dijeron y ¿si no lo quitamos qué?

Me han dicho que hay qué hacer esto anónimo, cuando tengo diez mil personas en un grupo, no lo puedo hacer anónimo y la verdad, no me interesa.

Tienen qué saber que hay alguien que está luchando, y que está trabajando, en pro y por hacer algo bueno; esto es algo que tienen qué hacer las autoridades.

Vi que has tenido participación con partidos políticos, ¿en esta ocasión el gobierno te ha dado algún apoyo?

Cero y no lo quiero. Este grupo nació por un coraje mío. Hace tiempo llevé redes sociales y tengo mucho movimiento en redes.

Soy Echeverría para mi desgracia y me encanta la política, “soy político”.

Una gente me buscó, me sugirió hacer la Asociación Civil e incluso ofreció patrocinarla, pero después de asesorarme legalmente decidí hacerla solo y la estoy haciendo.

El nombre de Me estaciono porque voy de prisa y porque primero yo es mío y ya está registrado ante la Secretaría de Economía y está autorizado, el notario público tiene todo el rollo, que por cierto es complicadísimo.

Una vez que seamos asociación civil, ahora sí, tengo mucha manera de acercarme con políticos.

Hay una mujer muy importante en este país, es increíblemente amiga mía; me dijo yo te ayudo. pero no quiero que esto se politicé, no quiero que tenga qué ver con partidos políticos.

Ella está muy activa en la página, nunca da likes ni nada porque yo se lo pedí, es una senadora, quien ofreció abrirme las puertas para poder trabajar.

Entonces, ¿qué te digo?, creo que las cosas van muy bien. Estamos teniendo muy buenos resultados.

Mira, como esto: Me estoy dando cuenta que la camioneta (estacionada frente a nuestra mesa) trae placas para persona con discapacidad, y mira en dónde está estacionada (casi a la salida de la plaza).

¡Qué maravilla de cuate! A lo mejor no viene con la persona con discapacidad y se estacionó en donde corresponde; esas son las cosas que tenemos qué lograr. Además que esto, para mí es un super triunfo, el membrete que trae colgado en el espejo retrovisor es de una campaña mía que se llama “Yo respeto”, que lancé en Gran Terraza.

Mis primeras denuncias fueron ahí y seguimos buscando hacer algo.

Otro espacio comercial y el primero que nos apoyó, que quiero reconocer es Fresko Vallarta, a raíz de la lona que colocamos en el frente de la fachada y que ha funcionado muy bien, he hablado con el elemento de seguridad todos los días y con el Gerente de la tienda y me dicen “hoy no tuvimos bronca”; está funcionando muy bien, pues cerca del ochenta por ciento del aforo del espacio comercial es de adulto mayor.

fresko_satelite

Aclaro algo, todos ellos tienen derecho de estacionarse ahí…me dicen: “soy adulto mayor, tengo 63 años, puedo hacer uso de ese lugar”. ¡Y lo tienen! Pero a mí me parece increíble, un cuate de 65 que se estaciona en un lugar para discapacitados, baja una maleta gigante para ir al gimnasio, hace 3 horas de cardio, sale del gimnasio, le da  tres vueltas a la plaza, baja al estacionamiento y se sube a su auto estacionado en lugar marcado con el logo universal de la discapacidad, bajo la justificación de que es una persona mayor y que puede hacerlo.

Eso, precisamente eso, es en lo que tenemos que trabajar.

Estamos logrando cambios importantes, pero primero debemos concientizar.

Recuerdo haber visto un video en el que grafiteaban el auto de quién se estacionaba en un lugar para discapacitados.

Lo que tengo es que no soporto las injusticias, la falta de educación, la falta de civismo.

En el reglamento (del grupo de Facebook) no permito faltas de respeto. Si estamos pidiendo respeto debemos empezar en casa.

***Espérame, Espérame… se para corriendo y sale de la cafetería hacia la camioneta con placas identificadas por el logotipo universal de la discapacidad.

Después de presentarse con la Señora Claudia Villegas, quien conducía la camioneta y de platicar con ella un par de minutos,  regresó a la mesa con lágrimas en los ojos, muy emocionado. ***

sergio_echeverria

¡Qué barbara!, dijo: “Quiero caminar poquito y prefiero dejárselo a alguien que lo necesite” ¡Mis respetos!

Lamentablemente hasta que no estamos en sus zapatos, viviendo una situación similar somos capaces de no comprender y valorar.

¿Cómo se consigue una sociedad inclusiva?

Aceptando a todo el mundo como es, aquí todos somos iguales. No porque traiga un Corvette, o  porque traiga un coche destartalado que recién me acaban de rayar soy diferente.

Tenemos los mismos derechos y obligaciones, hay que ser inclusivos, las personas con alguna discapacidad son completamente iguales a nosotros.

No son un mundo aparte, simplemente, como en una obra de teatro, les tocó el papel de persona con discapacidad y a nosotros el “sano”. No sabemos si la vida dará una vuelta y al rato ocupemos su papel.

Yo, en el grupo a todos les hablo de tú y les pido que me hablen de tú; hemos visto que la mujer tiene mucha más participación, son mucho más bravas que los hombres, se enojan más que nosotros, no miden y eso me preocupa. Se los pido por favor, no se arriesguen, muchas veces no van solas, van con los hijos, mejor esperen a que se vaya la persona, por eso las reglas.

Me cuesta mucho trabajo manejar arbitrariedades terribles y me aguanto, digo tranquilo, no va por ahí, yo soy el que tiene que controlar a los diez mil miembros del grupo y también debo ser mediador, entonces hasta ha sido una excelente terapia para mi, tengo que estar tranquilo, en control emocional.

¿El costo de las calcomanías?

Ninguno. Las primeras las donó un miembro del grupo, hijo de la persona que ofreció patrocinar la asociación, entonces solamente agradecí a quién donó las primeras y decidí que las subsecuentes las daría a cambio de un donativo voluntario. Ha habido gente que me dice: Oye, es que yo me muero por tener unas, pero no tengo lana. Les digo: No se preocupen, ayúdenme difundiendo, denunciando, compartiendo esta iniciativa y siendo parte del cambio.

Lo que me dan es su confianza al ser parte del grupo. Hay gente muy valiosa.

Una señora leyó en el periódico una nota referente al movimiento, me mandó un inbox diciendo que quería calcomanías, me pidió que las enviara su domicilio y un número de cuenta y me depositó $1500 pesos.

Le pregunté si estaba en el grupo porque no la encontraba, y la señora no sabía ni de qué grupo hablaba. O sea, esta funcionando, es una labor social y así es cómo lo estamos haciendo. Se tiene que mantener de alguna manera.

Una vez conformada la asociación civil, ¿Qué sigue?

No nos podemos enfocar únicamente a las personas con discapacidad, vamos a abarcar todo lo que sea movilidad, sin querer es un tema que está muy de moda y vamos a hacer todo lo que tenga que ver con movilidad para personas con discapacidad.

¿A qué me refiero? banquetas, aquí en Satélite peleamos porque no hay una banqueta libre, porque todo el mundo sube su coche para detener la fachada de la casa; yo creo que las fachadas se caen o algo pasa.

Hay una calle que se llama Fernando Calderón, en la que el 85% de los habitantes son mayores de 80 años, todos salen a caminar en la tarde con andadera o en la silla de ruedas, los lleva la hija, la esposa o la enfermera pero ninguno puede caminar, salen y se regresan porque no hay por donde pasar, entonces, también vamos a ver rampas, vamos a atacar a todos los centros comerciales, con baños para personas con discapacidad, rampas para personas con discapacidad, elevadores, escaleras, que en todos lados los incluyan.

La meta final de este proyecto, ¿Cuál sería?

Lograr que sólo una persona se de cuenta que está cometiendo error y cambié. Esa es mi meta final. No espero cambiar el mundo, ni voy a educar a nadie. Lograr que una persona que cambie es el objetivo del grupo.

¿Cuál ha sido el obstáculo más complicado durante este proceso? 

Muchos, muchos, muchos, la falta de visión, la falta de civismo, la falta de valores, a la gente no le interesa respetar, primero yo, yo, yo y lo ves en todos lados, vas a entrar a un lugar donde viene una mujer y los hombres se meten primero, en este país está muy complicado que la gente tenga respeto y creo que unidos podemos lograrlo.

Si tuvieras quince mil personas frente a ti y pudieras darles un mensaje, ¿Cuál sería?

Este mismo que les estoy platicando.

Ahorita la señora Claudia me decía, por favor cuando tengas una entrevista invítame porque quiero decir todo lo que sufro y todo lo que paso, y no obstante la serie de dificultades que tiene que vivir, se estacionó a cien metros de distancia de la puerta para que alguien más ocupara el lugar.

Me emociona mucho que hagan esas cosas.

El mensaje que les daría es ese, pensemos en los demás, dejemos de pensar en nosotros mismos.

Me llena el alma y confirma que estoy haciendo bien cuando leo felicitaciones. Cierro los ojos y digo lo hicimos una vez mas.

Estoy dedicado en cuerpo y alma a esta labor y las pruebas están en el grupo.

GRACIAS A SERGIO ECHEVERRÍA POR LA ENTREVISTA. ÚNETE A SU GRUPO EN FACEBOOK.

Twitter: @meestacionopor
Instagram: @meestacionopor
www.meestacionoporque.org
Periscope: @meestacionopor
Correo denuncias: denuncia@meestacionoporque.org
Contacto: sergio.echeverria@meestacionoporque.org

Anuncios
Acerca de lizceral (37 Artículos)
MUJER. blogger de closet, diseñadora y creadora de MommyBusiness, MyKids y Satelukids Encuéntrame como @Lafalifizcefer

1 Comentario en El detrás de “Me estaciono porque voy de prisa y porque primero yo”

  1. Antes que vea lo injusto que es que cambien USO DE SUELO, estamos llenos de comercios y oficinas en Satelite. Donde antes era una casa habitación la rentan o venden y hacen oficinas consultorios o restaurant, lógico no hay donde estacionarse, ¿porque mi familia o yo ( que tengo problema de columna) tengo que ceder mi frente de mi casa a una persona que va a una oficina o consultorio que hace unos meses o años era casa habitación ? No es justo….esto nos afecta a muchos residentes de cd Satelite. Y a la larga se hará un gran problema y habrá conflictos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: