Anuncios
Tendencia

Nomofóbicos, ¿te identificas?

Nadie puede vivir sin su smartphone porque los teléfonos celulares han muerto. Sí mis queridos lectores, lo que tenemos en la mano, protegemos en la bolsa del pantalón o bolso de mano y pagamos cada mes una renta como si fuera oro es una computadora mini que tiene atributo de realizar llamadas telefónicas. Sabiendo lo anterior… ¿quién no caería en caos y se dejaría llevar por el stress total si lo perdiera?

Yo y los que lo pensaron conmigo. Según estadísticas, al menos la mitad de la población en México. Esto es un trastorno psicológico llamado nomofobia, el miedo irracional a estar sin smartphone (actualizando el concepto) sea por pérdida, falta de batería u otra razón.

¿Es posible sufrir por un aparato que sirve para estar mejor comunicados? Sí, es posible.

nomofobia

En sí, sufrimos por la mensajería instantánea. Estamos de acuerdo que llamar por teléfono se ha reducido gracias a maravillas como Whatsapp o Facebook Messenger aunque la “comunicación inmediata” que brinda éstas apps ha generado ansiedad en nosotros por tener control y respuesta inmediata a nuestras conversaciones. Aproximadamente revisamos el móvil un promedio de 34 veces al día. Ahí nada más.

¿Cuántas veces no han sentido que vibra su smartphone aún cuando ha pasado menos de un minuto que terminaron de responder sus mensajes? Trucos que nuestra mente traviesa decide hacer con nosotros. Síntomas como ansiedad, obsesión, taquicardia, dolores de estómago y de cabeza reflejan ésta nomofobia que nos aqueja a diario. Toda nuestra vida gira alrededor de un aparato inventado para facilitárnosla y apoyar que seamos eficientes en nuestras actividades diarias.

Sentirnos ansiosos y obsesionados por la comunicación que da el smartphone no es ser eficientes.

¿Recuerdan la vida antes de ser nomofóbicos? ¿Cómo vivíamos al tener un teléfono que usábamos para llamadas y jugar “viborita” hasta cansarnos? ¿Cuándo desarrollamos el temor a sentirnos aislados cuando tenemos (como antes) teléfonos públicos y personas a nuestro alrededor? Es complicado saberlo. La tecnología avanza rápido y nuestras mentes son lentas para asimilarlos.

smartphone

El stress que hoy en día provoca nuestra necesidad de estar comunicación y la forma en que nos hemos “adaptado” al sistema laboral que vivimos han derivado en que seamos unos maniáticos del smartphone. Insisto ¿cómo le hacíamos antes? Entiendo que somos seres influenciables, ya que es esto es directamente proporcional a nuestro ego (el cual es grande), por ello entre más tecnología tengamos a la mano, en nuestro poder, nos sentiremos más fuertes y seguros de nosotros acorde al sistema social en el que nos desenvolvemos.

En lo personal soy crítico con el tema. Pienso que somos una bola de primates fuera de control. Necesitamos quien nos diga qué hacer y cómo vivirlo. Hola Smartphones.

Anuncios
Acerca de ChemaPrida (43 Artículos)
Thundercats Ho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: