Anuncios
Tendencia

5 videojuegos que marcaron mi infancia

Todo comenzó cuando mi papá apareció en casa con la primera consola de videojuegos que tendríamos mis hermanos y yo: Nintendo Entertainment System (NES).

La nueva tecnología, el juguete que marcaba el comienzo de una forma de entretenimiento que cambiaría la forma en que la humanidad se divierte hoy en día.

En esos días la consola era sinónimo de innovación, pero más allá era status y ser ese niño que tenía el mejor juguete entre todos tus amigos. El líder de la tribu, el Moctezuma de la escuela. Así de fácil. Divertirse se tradujo en juntarse todos en casa del bendecido para estar horas frente a la TV mientras salvaban princesas, ganaban Mundiales o combatías organizaciones criminales.

Para ello el objetivo era tener todos los “títulos de juegos” posibles y, como gordito en buffet, tener tanta variedad a la mano que no saber por donde empezar para finalmente quedarnos con las opciones de siempre, las que serán clásicos y marcarán nuestra infancia.

juegos-de-nes

Esos juegos que nos devuelven la risa con los amigos, la comida (deliciosa) que hacía mamá para interrumpirnos y las horas de diversión que pasaban como minutos y vivíamos como si fueran eternas.

En lo personal les comparto 5 juegos que marcaron mi infancia y la de mis amigos, que siento también son parte de la vida de muchas personas más.

Super Mario Bros

El juego emblemático de Nintendo que tuvo vida en 1985. Un juego “blanco” de aventuras (sin sangre) donde saltabas todo el tiempo, corrías, volabas, nadabas, pateabas caparazones, caías en precipicios o morías quemado, todo para crearte una experiencia de juego única.

Street Fighter

¡Hadouken! ¡Obatbat buguet! mientras realizabas una patada de karate o lanzabas una bola de fuego azul para demostrarle a tu amigo quién era el rey. El primer videojuego que apoyaba a la selección del Dios entre tus amigos sólo con saber quien le ganó a todos y se iba riendo a su casa.

Pac – Man

Desde 1980 esta bola come-píldoras nos ha entretenido de la forma más sencilla posible: un laberinto donde tienes que comerte todas las píldoras mientras huyes de 4 fantasmas hasta que te comes 1 de las 4 “super píldoras” que te dan unos segundos de poder para comértelos a ellos. Así de fácil, así de entretenido. Horas parado frente a la maquinita de la papelería. Sí, horas.

pac-man

Contra

Tienes diversas armas y te disparan por todos los ángulos posibles. Respondes los disparos, saltas y das giros en el aire mientras planeas para caer en un punto seguro. Irreal como emocionante, significaba horas para terminarlo y diversos trucos que descubrir para tener mayor número de vidas, disparos o armas.

¡Qué belleza! Vidas ilimitadas: Arriba, Abajo, Arriba, Abajo, Izquierda, Derecha, Izquierda, Derecha, A, B, A, B, Select, Start. ¿Cómo no enamorarse?

Duck Hunt

Inocente y divertido, introduce el primer accesorio para jugar aparte del control: una pistola con sensor. El chiste era atinarle a los patos que salían por sorpresa, entre más derribabas más puntos ganabas. Venía con la consola, era parte de la emoción al abrirla. Marcó el inicio de una época, por eso lo amamos.

¿Con qué otros juegos definirías tu infancia? ¿Tetris en Gameboy? ¿Sonic Sega? Cada quien tendrá su historia. Recordar es vivir.

Thundercats Ho!


//

Anuncios
Acerca de ChemaPrida (43 Artículos)
Thundercats Ho!

1 Trackback / Pingback

  1. Lugares para aprender a bailar | Ciudad Satélite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: