Anuncios
Tendencia

TIDAL, ¿crónica de una muerte anunciada?

¡Lo probamos!

Es el segundo aire de este servicio de música por streaming que ahora fue relanzado con bombo y platillo encabezado por el cantante Jay-Z. Pero ¿realmente compite y justifica su precio con Spotify, Deezer o Rdio?

De primera mano está disponible en selectos países, la mayoría de primer mundo. Quería cambiar mi dirección IP con Spotflux, servicio que uso en algunas ocasiones para ver algún programa en Hulu. Pero al ver el recorrido que te da el Home de TIDAL puedes ver un video alojado en Vimeo sobre un comparativo de las diferencias de calidad de audio entre Spotify Premium, iTunes y TIDAL.

Realmente sólo puedes escuchar la diferencia con unos buenos audífonos de casco o un teatro en casa con certificación Dolby o THX.

Como remarca TIDAL, es un servicio de músicos para músicos y estoy de acuerdo con su definición, porque dudo que la mayoría de personas a quien están dirigidos los otros servicios paguen más de $20 dólares al mes por no tener pérdida en sus éxitos de sus artistas favoritos.

No me cabe duda que la calidad de audio es extraordinaria, en lo personal me gustó, pero sé que no soy el mercado al que va dirigido este producto.

Tiene muchas variables que no le favorecen a TIDAL, en primera instancia no tiene caso pagar una suscripción por audio sin perdida y escucharlo en unos audífonos estándar, se necesita un equipo de audio para aprovechar el servicio al máximo.

Tercero, no va dirigido a la masa, es un producto de nicho, aunque los que encabezan el proyecto son del género pop.

Último, tiene un catálogo muy corto y disfrutar de una función “radio” tiende a ser repetitivo.

Sus puntos (medio flojos) a favor son los añadidos como entrevistas y lanzamientos de videos exclusivos que en un par de horas se resubieron a YouTube, Dailymotion o Vimeo, son añadidos que sólo fanáticos y melómanos disfrutarán siempre y cuando sus bolsillos se lo permitan.

Es un servicio que los propios músicos propician a que la piratería aumente, el recelo por las regalías dado al servicio de un tercero y las disqueras tienen desde hace mucho tiempo, un claro ejemplo es Taylor Swift, que ahora su discografía se encuentra en TIDAL.tidal_perfil

Los artistas aun no entienden internet, la lógica de la suscripción por escuchar o tener contenido freemium (con su respectiva publicidad) no les gusta, su meta aún sigue siendo las “miles de copias vendidas”.

Tal vez al servicio le falta madurar, pero otras tiendas digitales como iTunes tiene grandes exclusivas y contenido Premium con iTunes LP por mencionar un ejemplo, recordemos que Apple es muy celoso con sus exclusivas, por otra parte si Spotify, Deezer o Rdio se ponen las pilas y ofrecen la misma dinámica de TIDAL por el mismo precio creo que no la tiene fácil.

Los usuarios, los dueños (cantantes), las exclusivas y la competencia freemium dictarán su destino.

Cuéntame qué piensas de TIDAL a través de las cuentas de Twitter o deja tu comentario debajo de este post.

Anuncios
Acerca de Gerardo Esquivel (61 Artículos)
Comunicólogo en medios digitales, las TIC´s son mi día a día, periodista de tecnología, amante del café y actor los fines de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: