Anuncios
Tendencia

El éxito de 3 satelucos de corazón

Hace apenas unos días, navegando por internet, encontré en la página de una revista ampliamente reconocida, el gentilicio que algunos chilangos otorgan al término “sateluco”, al cual definen como “Wannabe de gringo que vive, a su pesar, en ‘Nacualpan’”.

Esta lectura, me llevó a recordar una frase que un buen amigo, y colega de profesión, compartió conmigo hace unos años: “todo en la vida es percepción”. Nada más cierto que eso.

Bastaron solo un par de minutos para que vinieran a mi mente un sinfín de personajes exitosos y reconocidos, quienes orgullosamente comparten con muchos de nosotros este sentimiento de ser satelucos.

Quisiera concentrarme en tres de ellos: Soraya Jiménez (q.e.p.d.), deportista mexicana en la especialidad de Halterofilia y ganadora de una medalla de oro en las olimpiadas de Sidney 2000. Fernando Platas, clavadista y también medallista olímpico y por último y no por ello menos importante, Luis García Postigo, ex futbolista profesional con una destacada trayectoria en equipos como Pumas, Atlético de Madrid y por supuesto la Selección Mexicana.

deportistas satelucos

Estoy seguro que estos satelucos, enchinaron la piel de más de uno con sus altos logros deportivos. Quién no recuerda aquel 18 de septiembre de 2000, cuando la halterista oriunda de Naucalpan hizo historia al levantar 222.5 kgs., 95.0 de arranque y 127.5 en envión, convirtiéndose en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro.

Y qué me dicen de Fernando Platas, medalla de plata en trampolín de 3 metros en la misma justa olímpica y un dolor de cabeza para chinos y rusos que por historia han dominado este tipo de competencias.

Mención aparte para Luis García Postigo, jugador que no solo la “rompió” en el fútbol local sino que también puso muy en alto el nombre de México y de Ciudad Satélite en el considerado “mejor fútbol del mundo”, la liga española.

El ex futbolista de Pandilleros de Ciudad Satélite nos deleitó una y otra vez con remates inolvidables de media vuelta en el área chica, esos que se volvieron en el sello distintivo de su profesión.

“Todo en la vida es percepción”. Estoy seguro que muchas personas, incluyendo a un servidor, nos gustaría alcanzar el éxito como lo hicieron estos tres “satelucos” de corazón, y si eso nos convierte en “Wannabes” pues ¡bienvenido sea!

Texto: Ernesto López Rojas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: